Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

El Fraude Infinito, Hacienda siempre cobra


En los últimos años hemos vivido un giro muy acusado en la función de la AEAT, que teniendo la supuesta vocación de servir a los intereses públicos, ha mutado en un voraz recaudador que lastra la actividad económica.

Somos conscientes de que esta realidad puede serle ajena a nuestros clientes, por lo que iniciamos hoy la serie titulada “Hacienda siempre cobra”, en la que analizaremos distintos ejemplos en esta preocupante deriva.

1. El fraude infinito.

Hacienda posee un instrumento llamado “consultas vinculantes” en el que el obligado tributario puede preguntar cuál es el criterio de Hacienda para un caso concreto, criterio que puede diferir del de los tribunales.

Hacienda resolvió a finales del pasado año la Consulta Vinculante 12-12-12, a raíz de la pregunta de un contribuyente. Hay que aclarar que, a pesar de su contenido, fue emitida el 12, no el 28 (día los Santos Inocentes), por lo que entendemos que su cometido es completamente serio.

Es importante reproducirla íntegramente para poder apreciar su profundidad:

Las deudas de una entidad con la AEAT por cuotas no ingresadas del IS, del IVA, intereses de demora, sanciones y recargo de apremio sobre las deudas anteriores, se han extinguido por el transcurso del plazo de prescripción. Se pregunta cuál es su tributación en el IS.

La normativa del IS, al igual que la contable, establece la imputación de los ingresos y gastos en función del principio de devengo, es decir, atendiendo a la corriente real de bienes y servicios que los mismos representan, con independencia del momento en que se produzca la corriente monetaria o financiera, respetando la debida correlación entre unos y otros (LIS art.19.1; PGC MC 3º).

Asimismo, contablemente, en relación con la baja de pasivos financieros se establece que la misma se registra cuando la obligación se haya extinguido, debiéndose reconocer en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en que tenga lugar la diferencia entre el valor en libros del pasivo financiero o de la parte del mismo que se haya dado de baja y la contraprestación pagada, incluidos los costes de transacción atribuibles, y cualquier activo cedido diferente del efectivo o pasivo asumido (PGC NRV 9ª.3.5).

Por tanto, la extinción de la deuda con la Hacienda Pública genera un ingreso que se reconoce en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en el que tiene lugar la extinción de la deuda tributaria por el transcurso del plazo de prescripción.

Fiscalmente, al no establecerse ninguna especialidad al respecto, deben aplicarse las normas contables, por lo que debe reconocerse un ingreso fiscal en el ejercicio de extinción de la deuda tributaria, cualquiera que haya sido su origen.

La respuesta a la consulta nos ilustra la proverbial máxima según la cual Hacienda siempre cobra.

 

O sea, usted (o su empresa) ha vendido en 2012 su piso y ha ganado con ello 50.000 euros (le felicitamos, porque vender un piso hoy, y ganar en la operación, es todo un acontecimiento). Pero ha conseguido que le paguen una parte en B y en su declaración del Impuesto de Sociedades que ha formalizado en julio de 2013 ha declarado sólo 25.000 euros de ganancia, defraudando con ello el resultado de aplicar un 30% a los 25.000 euros escatimados a su base imponible.

Dentro de 4 años, en 2017, usted supone que su fraude ya ha prescrito. Llega el año 2018 y en julio hace usted su declaración de 2017. Es entonces cuando, según la consulta, debería usted declarar la ganancia que ha obtenido como consecuencia de la extinción, por prescripción, de su deuda derivada de la base de 25.000.-€ que no declaró en su momento.

Si lo hace, lógicamente tributará por ella, con lo cual su fraude carece de sentido. Y si no lo hace, acaba de incurrir en un nuevo fraude al no incluir esta ganancia en su declaración.

Como es de esperar, este nuevo fraude prescribirá a los cuatro años, instante en que tendrá de nuevo la oportunidad de incluirlo en su declaración y, en caso de no hacerlo, incurrirá en un nuevo fraude... y así “ad infinitum”.

En conclusión, la prescripción que prevé la Ley General Tributaria y que reconocen unánimemente la doctrina y la jurisprudencia se convierte en pura fantasía tras dicha consulta.

Aprovechamos la ocasión para saludarles atentamente,

Área de Consultoría

Noticias Desde Fargas

  • 15 noviembre 2017
    Modelo 232 fecha límite 30 de noviembre
    Leer
  • 10 octubre 2017
    ¿Que supone el traslado de la sede social de mi empresa?
    Leer
  • 03 octubre 2017
    Impuestos trimestrales del próximo día 20 de octubre
    Leer
  • 28 septiembre 2017
    ¿Qué es el código LEI? ¿Necesito uno?
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón