Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

El régimen fiscal de las SOCIMI



Las SOCIMI o sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario son Sociedades Anónimas que tienen como objeto social la adquisición, tenencia y promoción de inmuebles urbanos para su arrendamiento. Son de una novedad relativa en el ordenamiento jurídico español, estando reguladas en la Ley 11/2009, de 26 de octubre.

El objetivo principal con la creación de esta figura, análoga a los REIT (Real Estate Investment Trust) de los países de nuestro entorno, fue impulsar el mercado de alquiler en España, proporcionar liquidez a las inversiones inmobiliarias y ofrecer al inversor una rentabilidad estable.

Sin embargo, recientemente, a través de la Ley 16/2012, el régimen mercantil y fiscal de las SOCIMI ha experimentado una serie de cambios conducentes a hacer que resulten más asequibles y atractivas para los inversores. A continuación pasamos a resumir sus características principales.

El capital mínimo es de 5 millones de euros (antes 15 millones) desembolsados desde su constitución. Son sociedades cotizadas en un mercado regulado, lo que incluye cualquier sistema multilateral de negociación, como el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Ello incentiva tanto la liquidez como la transparencia de estas sociedades.

Los inmuebles de la sociedad deberán destinados al arrendamiento durante al menos 3 años (antes 7 años) y representarán como mínimo el 80% del activo. Asimismo, el 80% de los ingresos de la SOCIMI deberá proceder del arrendamiento de dichos inmuebles.

No obstante, se permite igualmente que las SOCIMI puedan llevar a cabo actividades de promoción inmobiliaria, las cuales les estaban vedadas antes de la reforma.

Se suprimen también los requisitos de diversificación de la inversión (antes era necesario que el activo estuviese formado por al menos 3 inmuebles, ninguno de los cuales podía suponer más del 40% de la inversión) y de prohibición de financiación ajena superior al 70% de su activo.

Las SOCIMI tienen la obligación de repartir entre los accionistas el 80% de los beneficios procedentes de rentas y el 50% de los procedentes de plusvalías (el resto se reinvierte). Esto garantiza al accionista una rentabilidad a corto plazo, si la sociedad logra obtener liquidez.

Los estatutos no podrán establecer ninguna otra reserva indisponible distinta de la legal.

La tributación de las SOCIMI es privilegiada, al 19% en IS, devengándose el impuesto el día en que la Junta General acuerda repartir dividendos entre los socios con una representación en capital superior al 5% y que tributen en renta por este concepto a un tipo del 10% o inferior (hasta que no se produce el reparto el tipo aplicable es del 0%). El plazo de ingreso es de 2 meses desde el devengo.

Este gravamen especial no resulta de aplicación cuando los dividendos sean percibidos por otras SOCIMI residentes, o no residentes respecto a los socios que participen en un 5% o más en las mismas y tributen al menos un 10% por ello (es decir, SOCIMI extranjeras que participen en SOCIMI españolas).

Los dividendos están sujetos a retención.

Para que sea de aplicación, debe optarse al régimen especial antes de los tres últimos meses previos a la conclusión del ejercicio impositivo (en general, hasta el 30 de septiembre).

Si las SOCIMI dejan de cumplir los requisitos, se regularizará la cuota conforme al tipo general del IS.

Las SOCIMI no pueden compensar BINs ni acogerse al régimen de deducciones previsto en el TRLIS.

Los socios personas físicas de las SOCIMI pierden la exención de 1.500.-€ en el reparto de dividendos. Los socios personas jurídicas no podrán aplicar la deducción por doble imposición interna prevista en la LIS.

Se permite que la SOCIMI pueda desarrollar actividades accesorias (distintas a las de su objeto social típico) por un volumen no superior al 20% del total. Se gravarán al tipo general del IS (30%). Las rentas procedentes de plusvalías también van al tipo general de sociedades.

Se prevé una bonificación del 95% en el ITP por la adquisición de viviendas destinadas al alquiler.

Finalmente, la constitución de las SOCIMI está exenta y debe obedecer a motivos económicos válidos (no meramente fiscales).

La pérdida del régimen fiscal especial supone la exclusión del mismo durante tres años.

Esperamos que esta información les resulte de utilidad. Estamos a su disposición si precisan de un asesoramiento personalizado sobre cómo organizar sus inversiones y racionalizar fiscalmente su patrimonio.

Aprovechamos la ocasión para saludarles atentamente.

Área de Consultoría

Noticias Desde Fargas

  • 15 noviembre 2017
    Modelo 232 fecha límite 30 de noviembre
    Leer
  • 01 noviembre 2017
    Nueva Ley del Trabajo Autónomo
    Leer
  • 19 octubre 2017
    Acoso sexual en el lugar de trabajo
    Leer
  • 10 octubre 2017
    ¿Que supone el traslado de la sede social de mi empresa?
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón