Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

Inminente Ley Colegios Profesionales



La ya inminente Ley de Servicios y Colegios Profesionales ha provocado un seísmo en los colegios y asociaciones profesionales de toda España. Aprovechando la obligatoria traslación estatal de la normativa comunitaria, el ejecutivo ha emprendido medidas liberalizadoras contra la que se consideraba una regulación fragmentaria, obsoleta y excesiva en materia de requisitos de acceso a las distintas profesiones, reduciendo de 80 a 38 las de colegiación obligatoria y ejerciendo un mayor control sobre los ingresos de los colegios profesionales en aras de la transparencia.

Se pretende, en definitiva, dotar a la maraña de normas sobre colegiación de una ley marco en la que puedan encuadrarse. No se ha optado, sin embargo, por una política de consenso y la reforma avanza a pesar de las muchas críticas que le han salido al paso. Así, junto a medidas loables como la eliminación de la cuota de inscripción colegial (con el propósito de facilitar el acceso de los profesionales jóvenes), o su sujeción a un máximo anual de 240 euros, y la fiscalización de las cuentas y los cargos directivos de los colegios, topamos con otras ciertamente polémicas, como la eliminación de la incompatibilidad entre abogados y procuradores, que puede encarecer la Justicia y crear una grave confusión funcional entre ambas profesiones. Esta última medida supondría que, de prosperar la Ley, las funciones del procurador pudieran ser realizadas indistintamente por procuradores y abogados.

También se limita la colegiación obligatoria a aquellos abogados que actúen ante los tribunales, excluyéndose por consiguiente a los letrados y graduados sociales que sólo presten asesoramiento jurídico. Ello se opone al criterio establecido por el Tribunal Supremo, que considera que esta profesión ha de tener un carácter unitario.

Por añadidura, se suprimen los aranceles de los procuradores, pretendiéndose de este modo que los honorarios de fijen libremente con los clientes.

Otras medidas a destacar son la creación de un registro de peritos judiciales (frente a la práctica actual, en la que los colegios elaboran las listas de sus peritos) y la estipulación de un catálogo de derechos y deberes de los profesionales.

Con la nueva Ley pierden la reserva de actividad (por la que ciertas actividades sólo pueden ser ejercidas por un determinado colectivo, cumpliendo los requisitos previstos) los enólogos, técnicos especialistas en vitivinicultura, guías turísticos, decoradores de interior o delineantes, entre otros.

 

Asimismo, pierden la reserva de denominación (que permite sólo a los colegiados utilizar un determinado nombre) los economistas, gestores administrativos y agentes de la propiedad inmobiliaria.

En la misma línea liberalizadora, pierden la colegiación obligatoria estatal los profesores de educación física, licenciados en bellas artes, actuarios, agentes comerciales, gestores administrativos, agentes de la propiedad industrial y administradores de fincas. En el ambito autonómico, pierden la colegiación obligatoria los bibliotecarios, joyeros, guías turísticos, periodistas y detectives privados.

No obstante, se mantiene la colegiación obligatoria para médicos, dentistas, farmacéuticos, veterinarios, enfermeros, fisioterapeutas, podólogos, ópticos-optometristas, biólogos, físicos, químicos, geólogos, psicólogos, arquitectos, arquitectos técnicos, abogados, procuradores, graduados sociales, notarios, registradores de la propiedad y mercantiles, ingenierías e ingenierías técnicas reguladas.

Ante tal viraje, es difícil prever cuáles serán las consecuencias para las sociedades profesionales que deberán dejar de serlo con la nueva normativa. Se impondrá a estos efectos una revisión de sus estatutos y la subsiguiente notificación al registro mercantil, a fin de no incurrir en irregularidades que puedan afectar al régimen de limitación de responsabilidad u obligar a la immediata disolución de la compañía.

Estamos a su disposición para estudiar su caso concreto y emprender, si fuera preciso, las medidas necesarias en vistas a regularizar su situación.

Área de Consultoría.

Noticias Desde Fargas

  • 15 noviembre 2017
    Modelo 232 fecha límite 30 de noviembre
    Leer
  • 01 noviembre 2017
    Nueva Ley del Trabajo Autónomo
    Leer
  • 19 octubre 2017
    Acoso sexual en el lugar de trabajo
    Leer
  • 10 octubre 2017
    ¿Que supone el traslado de la sede social de mi empresa?
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón