Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

Procedimientos y plazos en la recuperación del IVA ante Hacienda

Para recuperar el IVA que no cobrado de sus clientes pero devengado e ingresado en Hacienda, la Ley del IVA, en su artículo 80, prevé distintas vías, siendo dos las principales :

1) Clientes en concurso de acreedores con posterioridad al devengo de la operación:

La Ley exige que se emita una factura rectificativa como soporte documental, el plazo para rectificar las facturas objeto de impago y remitirlas a su destinatario es de un mes desde la publicación en el BOE del auto de la declaración de concurso. Acto seguido hay un mes más desde la rectificación para comunicárselo a Hacienda. Una vez hecho esto se puede minorar proporcionalmente la base imponible de IVA en la autoliquidación del trimestre que corresponda.

Es preciso, pues, estar atentos a los clientes en situación de posible concurso, ya que el margen temporal de maniobra es reducido una vez el concurso se ha hecho público.

2) Clientes morosos en general, no concursados.

La ley exige que sean créditos litigiosos o que se haya requerido notarialmente al deudor para pagar, opción ésta mucho más rápida y barata. El plazo de rectificación y envío son 3 meses, una vez transcurridos 6 meses o 1 año desde el devengo de la operación (fecha de la factura incobrada), o bien desde que se produzca el vencimiento del plazo que se concedió para pagarla. Es decir:

a) 6 meses si el volumen de operaciones fue inferior a 6.010.121,04 € en el año anterior.

b) 1 año para el resto de casos. Rectificadas las facturas, el contribuyente debe comunicar a Hacienda en el plazo de un mes, haciendo constar,"que dicha modificación no se refiere a créditos garantizados, afianzados o asegurados, a créditos entre personas o entidades vinculadas, ni a operaciones cuyo destinatario no está establecido en el territorio de aplicación del Impuesto ni en Canarias, Ceuta o Melilla."

Si la comunicación no se realiza en plazo, Hacienda considerará improcedente la modificación de nuestra base imponible de IVA, por lo que se deberá practicar en la siguiente declaración.

Así, la pequeña empresa puede recuperar el IVA con mayor rapidez sin necesidad de de presentar una reclamación judicial, pero tiene con un plazo más breve para solicitarlo.

Aunque el plazo de rectificación es estricto, el plazo de modificación de bases vía declaración de IVA se extiende a todo el trimestre en que se produzca el vencimiento de aquél. Los documentos que deberán acompañar las comunicaciones a Hacienda para ambas opciones, según se trate de una u otra, son los siguientes:

1. Copias de las facturas rectificativas, consignando la fecha de expedición de las facturas rectificadas.

2. En la rectificación de facturas por causa de concurso del cliente, copia del auto judicial que declare el concurso, o certificación del registro mercantil expresándolo.

3. En la rectificación de facturas por causa de créditos incobrables, reclamación judicial al deudor o requerimiento notarial.

La ley obliga al contribuyente a modificar al alza su base imponible en el plazo de un mes desde el desistimiento de la reclamación judicial o el acuerdo de cobro con el mismo, posterior al requerimiento notarial efectuado. Pero no deberá modificarla si cobra sin desistir y sin llegar a un acuerdo.

En paralelo, se da la obligación del deudor moroso de descontarse el IVA deducido y no satisfecho en la declaración correspondiente al trimestre en que reciba la notificación de modificación de bases por parte del acreedor, si éste entró en plazo. El deudor deberá también notificar a Hacienda, que casará ambos importes, a saber, el del IVA recuperado en el acreedor y el IVA perdido en el deudor.

En fin, otra opción de más difícil apoyatura en la Ley del IVA, pero aplicada en la práctica, es el abono de las facturas afectadas por la morosidad, o su sustitución por otras de importe mucho menor, lo que nos permitiría desgravárnoslas en la declaración trimestral del impuesto sin pasar por este procedimiento ni poner a Hacienda sobre aviso.

En este sentido prevé el artículo 80.Dos de la Ley: “Cuando por resolución firme, judicial o administrativa o con arreglo a Derecho o a los usos de comercio queden sin efecto total o parcialmente las operaciones gravadas o se altere el precio después del momento en que la operación se haya efectuado, la base imponible se modificará en la cuantía correspondiente.”

A pesar de parecer la más fácil y rápida, esta solución tiene sus evidentes riesgos ante una eventual inspección o comprobación limitada, que examinaría con detenimiento todo abono de cantidades considerables para comprobar si no se ha efectuado realmente el servicio que se factura (para lo que puede cruzar datos con nuestro cliente), si el deudor ha recibido la factura de abono o si el contribuyente se está acogiendo a los supuestos típicos de una factura rectificativa o los está forzando simplemente para desgravarse el IVA y saltarse la fiscalización de Hacienda sobre el ejercicio de la opción de modificación de bases.

Además, se dispone de un tiempo para ello, según el Reglamento de facturación: La expedición de la factura o documento sustitutivo rectificativos deberá efectuarse tan pronto como el obligado a expedirlos tenga constancia de las circunstancias que, conforme a los apartados anteriores, obligan a su expedición, siempre que no hubiesen transcurrido cuatro años a partir del momento en que se devengó el impuesto.

Por tanto, la facultad de emitir un abono, si bien más rápida, no está exenta de peligros ni de limitaciones.

Noticias Desde Fargas

  • 15 noviembre 2017
    Modelo 232 fecha límite 30 de noviembre
    Leer
  • 01 noviembre 2017
    Nueva Ley del Trabajo Autónomo
    Leer
  • 19 octubre 2017
    Acoso sexual en el lugar de trabajo
    Leer
  • 10 octubre 2017
    ¿Que supone el traslado de la sede social de mi empresa?
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón