Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

¿Que puedo hacer para deducirme el IVA de las reformas?

Lamentablemente esta cuestión es de muy difícil solución ya que la Administración de Hacienda es muy estricta a la hora de permitir la deducción del IVA soportado durante todo el proceso de rehabilitación de una edificación (esto afecta tanto a locales como a viviendas y plazas de aparcamiento).

En primer lugar es necesario establecer que significado otorga Hacienda a un concepto tan amplio como REHABILITACIÓN. Según el art. 20, uno, 22º de la Ley 37/1992, “.....las obras de rehabilitación de edificaciones son la que tienen por objeto la reconstrucción de las mismas mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda del 25 por ciento del precio de adquisición si se hubiese efectuado durante los dos años inmediatamente anteriores a la rehabilitación...”.

Según esta definición, las simples obras de mejora o reforma, consistentes en cambio de instalación eléctrica, cambios de cocina y baño, pinturas, puertas, ventanas, cambio de parquet, etc. por elevado que sea este importe, no tienen la consideración de rehabilitación. En este sentido, sólo se puede hablar estrictamente de rehabilitación en las obras que afectan a los cimientos o las fachadas.

Por tanto, el concepto de rehabilitación a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido depende principalmente de las CARACTERISTICAS de las obras realizadas sobre el inmueble y del VALOR de estas obras en relación al coste de adquisición del inmueble.

Un razonamiento efectuado por cualquier empresario, podría concluir en que después de finalizar las obras de reforma de cualquier local que se destine posteriormente a vivienda, si viene acompañado de una segregación de la finca, una nueva división horizontal y una declaración de obra nueva, estos actos por sí solos son suficientes para determinar la existencia de una nueva construcción.

ATENCION!!! Este razonamiento es incorrecto!

Hacienda no considera que estos actos, que son inscribibles en el Registro de la Propiedad y sujetos al I.T.P., tengan la calificación de obra de nueva construcción, ya que la edificación ya existía previamente. Para obtener la categoría de rehabilitación debe reunir los dos requisitos mencionados anteriormente.

En caso de no poder calificar estas obras como el empresario desea, tendrá aplicación lo dispuesto en el citado art. 20, uno, 22º: “Están exentas las segundas y ulteriores entregas de edificaciones.....”, por lo que no se podrá repercutir el IVA en la venta ni aplicarse la deducción del IVA soportado durante las reformas, excepto que el comprador también sea sujeto pasivo del impuesto.

Noticias Desde Fargas

  • 22 mayo 2018
    Cambio de opinión tras presentar la dimisión
    Leer
  • 21 mayo 2018
    Bonus para empresas con reducida siniestralidad
    Leer
  • 21 mayo 2018
    Hacienda sabe las entradas y salidas de sus cuentas bancarias y quiere que lo sepas
    Leer
  • 16 abril 2018
    Hacienda puede embargar participaciones sociales
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón