Colegiados y Asegurados

La garantía de 3 colegios profesionales y un seguro de RC

Col·legi d'Advocats de BarcelonaCol·legi de Graduats Socials de BarcelonaCol·legi d'Economistes de Catalunya

Creemos que la ética profesional obliga a asumir los posibles errores cometidos. Los profesionales de nuestro equipo están colegiado en el Colegio de Economistas de Catalunya, el Colegio de Abogados de Barcelona y el Colegio de Graduados Sociales de XX respectivamente y cuenta con la protección de un seguro de Responsabilidad Civil.

Trabajamos día a día para mejorar y adaptar nuestros métodos y procesos de control interno pero incluso ante un eventual error, usted estrá protegido.

Fargas
Asesoría fiscal y laboral Fargas

Sobre el administrador de fincas y el delito de estafa



 

  Es habitual que se le impute al administrador de bienes inmuebles la comisión de una delito de estafa. Pero, ¿Cómo identificamos la estafa? y, lo más importante ¿Cómo lo distinguimos con otros delitos, como, por ejemplo, la apropiación indebida?

La respuesta más pragmática a todas estas preguntas, está, como casi siempre, en el código penal español vigente. El susodicho delito se halla regulado en los artículos 248 y ss. donde se encuentra la definición de lo que entiende nuestro ordenamiento jurídico como "estafa" y, en él se conviene que "Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno".  

La gran diferencia entre la estafa y otro tipos similares, es, que en ésta, debe haber un engaño anterior que induzca a otro a realizar un acto de disposición.

Para mayor entendimiento de esta premisa jurídica, un claro ejemplo lo encontramos; en lo acontecido el pasado 28 de mayo en la provincia de Huelva. Fue detenido un administrador de fincas acusado de intrusismo laboral y por estafar presuntamente 182.000 euros procedentes de los ingresos de varias comunidades de vecinos. El sujeto se hizo pasar por administrador de fincas, cuando carecía de la titulación pertinente para el puesto (el engaño), y, utilizó los fondos de los contribuyentes (acto de disposición) para otros fines, como la compra de una embarcación para su propio lucro (Ánimo de lucro).

Aunque el delito de estafa es muy común en nuestra sociedad, cuando se habla de un administrador que gestiona una comunidad de propietarios o arrendatarios normalmente, la legislación se decanta por imputar al presunto culpable mediante la apropiación indebida. La línea que divide ambos delitos es muy fina, sobretodo, nos hemos de centrar, en el engaño antecedente a la comisión para diferenciarlos.

El delito de estafa trae consigo la pena de prisión de seis meses a tres años en su modalidad estándar, la pena podría ser más dura - hasta seis años de prisión - si se incurre en algún supuesto del artículo 250 CP. Por su parte, los agravantes en este tipo delictivo se hallan en el siguiente artículo (251 CP) donde se estipulan penas de prisión de uno a cuatro años si se comete incurriendo en alguna de los casos que comenta el precepto.

Quedamos a su disposición para cualquier duda o consulta que pudiera tener.

 

Área de consultoría.

 

Noticias Desde Fargas

  • 15 noviembre 2017
    Modelo 232 fecha límite 30 de noviembre
    Leer
  • 01 noviembre 2017
    Nueva Ley del Trabajo Autónomo
    Leer
  • 19 octubre 2017
    Acoso sexual en el lugar de trabajo
    Leer
  • 10 octubre 2017
    ¿Que supone el traslado de la sede social de mi empresa?
    Leer

Ver todas las noticias

Recíbenos en tú buzón